Entrevista a María Jesús del Olmo

“Premature baby, Shifa hospital Gaza”. Autor: Kashklick. Licencia: Attribution-NonCommercial License

La musicoterapia con bebés de 0 a 6 meses en cuidados intensivos pediátricos

Musicoterapia para los niños en la situación de mayor vulnerabilidad física y psicológica: en el primer año de vida. María Jesús del Olmo, Subdirectora del Máster, Musicoterapia Avanzada y Aplicaciones (Facultad de Medicina, UAM) y profesora contratada doctora del Dpto. de Música de la UAM, Facultad de Educación, nos explica la hipótesis y conclusiones de su tesis doctoral. Descubre cómo la música, guiada por un profesional, puede generar efectos muy positivos tanto en niños como en adultos, en la situación extraordinaria de la hospitalización.

¿Qué efectos tienen para un niño la hospitalización?

Sabemos que cuando un niño está hospitalizado, sobre todo cuando es pequeño durante su primer año, los efectos de la hospitalización tienen repercusiones directas en el desarrollo. Ten en cuenta que el primer año de vida de un niño es el más importante de su desarrollo. Entonces, cuando está hospitalizado y tiene las manitas atadas, para que no se chupe las manos, o se quite una vía o un aparataje de monitorización, debemos proporcionar los mejores cuidados para prevenir posibles desajustes.

¿Qué objetivos se plantea la musicoterapia pediátrica con bebés?

En las unidades de cuidados intensivos neonatales y pediátricos, hay multitud de estímulos que suenan constantemente. Los objetivos que nos planteamos pasan por normalizar y dar coherencia al medio ambiente en el que están. Es decir, el bebé tiene que adquirir el lenguaje, interaccionar con el adulto, tiene que conocer su cuerpo…es decir, tiene que desarrollar muchos aprendizajes en muy poco tiempo. Por ello, además de plantearnos objetivos fisiológicos (porque sabemos que la música proporciona mucho bienestar, bajando la frecuencia cardiaca, mejorando la saturación de oxígeno en sangre, etc.), también nos centramos en la interacción con el adulto (padres y personal médico y de enfermería), para proporcionarle una medio ambiente coherente para él.

¿Cómo consigue la música mediar en la interacción del adulto con el bebé y con el medio ambiente?

Efectivamente, la función de la música es mediar. Lo que la música facilita, cuando es llevado por un profesional de la musicoterapia que conoce el método y sabe cómo llevar a cabo esa intervención, es facilitar y promover la interacción entre el niño y el adulto. El ámbito hospitalario genera vulnerabilidad tanto a niños como en adultos, ya que no es un medio ambiente natural. El bebé aún no tiene adquirido el lenguaje, y sabemos que con el ritmo o la melodía, el niño conecta más rápidamente y se siente más cómodo, que con otros mediadores con significado. La música, por tanto, facilita la comunicación del niño con sus padres o con sus cuidadores.

Sonido de la Unidad de Cuidados Intensivos.

¿De qué hipótesis parte tu tesis?

Nosotros nos basamos en estudios previos que habíamos realizado con niños de un rango de edad más amplio, entre 0 y 3 años. Veíamos que la frecuencia cardiaca bajaba, la frecuencia respiratoria también y la oxigenación de Oxígeno en sangre subía, entonces partíamos de la hipótesis de que de alguna manera la respuesta fisiológica en los niños cambiaba cuando la música estaba presente. Para esta tesis, redujimos el rango de edad para tener más control de la muestra y nos centramos en una muestra con una patología mayoritaria: la bronquiolitis, niños que necesitaban ser ayudados por un respirador. Además todos los niños estaban en situación de riesgo por lo que necesitaban cuidados intensivos y vigilancia constante. La hipótesis se formuló en esos términos: La música, con una intención terapéutica, va a generar efectos fisiológicos claros en los niños, pero también un bienestar y va a estimular respuestas psicológicas importantísimas en el desarrollo tales como la risa, la sonrisa o la mirada atenta.

¿A qué conclusiones llegas?

Llegamos a más conclusiones que las que se muestran en el estudio. La hipótesis se cumple en el estudio, y eso nos dio mucha alegría: La frecuencia cardiaca y respiratoria disminuyen, la saturación de oxígeno sube, el bienestar del niño mejora y tiene más confort. Pero también vimos otras cosas, que probablemente serán objeto de futuras publicaciones: La respuesta emocional del adulto. Fue llamativo cómo el estado emocional de los padres cambia. Muchas veces, aunque las intervenciones están dirigidas a los niños, el adulto interviene emocionalmente en ellas, y eso hay que tenerlo muy en cuenta. El adulto (sean los padres o el personal del hospital) se dirige al niño de un modo diferente cuando la música está presente. De alguna manera les resulta más fácil estar allí o sobrellevar la situación, aunque lloren, porque es la música resulta ser un emergente emocional.

¿Hacia dónde se dirigen ahora tus investigaciones?

Nuestras investigaciones ahora se dirigen hacia la respuesta emocional de adultos y niños en presencia de la música y hacia los bebés prematuros.

Hospital en Nueva York implementa la música como terapia para bebés prematuros (Fuente: NTN24)

Enlaces de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.