Entrevista de Ruth Miras (Lubna)

Ruth Miras, 2017

La Terapia del Arte

Arteterapia integradora donde se pasa de las Artes Plásticas a la Danza, la Música o el Psicodrama. Nos adentramos en la visión integradora de la polifacética Ruth Miras, y en su estimulante visión de la Vida.

 ¿Quién es Ruth Miras?

Esta es una pregunta que siempre me ha resultado compleja, dada mi tendencia a la indagación y a la huida de las certezas categóricas, que me alejan de una definición reduccionista de lo que he sido, soy o podría llegar a ser. Si bien hay algunas constantes en mi vida, que son mis principales fuentes de identificación y que podrían dar lugar a una definición aproximada de quien soy, hay muchas otras variables que se entretejen y van configurando mi ser a cada paso que doy… por lo tanto Ruth Miras, sigue siendo una mujer en construcción, con diversas facetas exploradas y otras muchas por transitar.

Respecto al ámbito profesional, esas constantes están relacionadas con el Arte y con una vocación de servicio terapéutico y social.

Me he formado y he desarrollo mi experiencia y quehacer profesional en estos dos ámbitos y en este momento ambos han llegado a una esperada zona de confluencia.

Entre mis estudios destaco mi carrera en Historia del Arte, Master en Gestión del Patrimonio Histórico, Experta en diseño, montaje y comisariado de exposiciones; Master en Artes Escénicas, Experta en Coaching personal, Master en psicología transpersonal, Master en Terapias Artísticas y Creativas; con formación en Danza, Danzaterapia y Meditación.

Actualmente curso un Master en Arteterapia y Master en Intervención Psicoterapéutica, atendiendo a la formación continua, necesaria para el rigor profesional.

Como Artista no puedo enmarcarme en una única definición o etiqueta, digamos que mi trabajo es transdisciplinar, va desde la danza a la performance, de la poesía a la dramaturgia. He sido directora artística y coreógrafa de la compañía escénica Luna de Oriente-Moresca, durante 10 años y actualmente estoy inmersa en varios procesos de creación en los que confluyen todos estos impulsos creativos.

Proyecto artístico Road through Rothko. Arte y Salud mental (Fuente: Ruth Miras)

 

¿El Conocimiento del arte forma parte de la terapia del arte?

Por una lado estamos los profesionales arteterapeutas, que hemos de contar con una serie de competencias, que diría imprescindibles, para el ejercicio de la profesión, entre ellas, sin duda, está el conocimiento de las técnicas, los materiales, los recursos que se emplean en el desarrollo de las sesiones de Arteterapia. No es necesario ser artista o experto en arte para poder ejercer, pero si contar con unos conocimientos que te permitan gestionar las intervenciones y las múltiples contingencias que en ellas han de surgir. El conocimiento de la historia, de la psicología del arte o de la estética, así como la vida y obras de artistas, son siempre una fuente de inspiración, un posible punto de partida.

Y por otro lado podríamos hablar de los pacientes, usuarios o clientes; en su caso no sería necesario el conocimiento del arte para poder afrontar un proceso terapéutico desde las terapias artísticas.

Desde las Terapias Artísticas trabajamos con lo que la persona trae, a veces nos encontramos con casos en los que el usuario está en contacto y tiene muy desarrolladas sus capacidades y potenciales creativos, o bien es artista; pero en la mayoría de ocasiones esto no es así y no por ello el proceso es menos posible.

Hay intervenciones en terapias Artísticas, dirigidas más al ámbito de lo social, en las que se integra una parte de formación artística. Pero destacaría que en los procesos psicoterapéuticos (sean a través de la palabra, las artes plásticas, la música, danza, etc.) el objetivo principal no es la formación o educación de la persona, por lo tanto lo fundamental no es el conocimiento del Arte sino de uno mismo.

 

¿Con qué lenguajes artísticos te sientes más cómoda para trabajar con personas?

Dado mi perfil artístico multidisciplinar y como terapeuta artística (Arteterapia, Danzaterapia, Musicoterapia, Psicodrama), mi posición, ante el diseño de programas de intervención, es integradora. Es decir, en una sesión pueden estar presentes diferentes elementos de cada uno de los lenguajes artísticos. Todos ellos aportan diferencias que pueden atender a las particularidades de cada persona o colectivo. Lo importante es evaluar y diseñar la intervención, con sus objetivos terapéuticos, en base a estas particularidades y no en base a la técnica que se utiliza. La técnica ha de estar al servicio de, y no al contrario.

Más allá de esta posición integradora podría decir que me siento más cómoda trabajando desde las artes plásticas y desde el movimiento.

Proyecto artístico Road through Rothko. Arte y Salud mental (Fuente: Ruth Miras)

Cuéntanos acerca de la aplicación de la Arteterapia en el ámbito de la Salud Mental.

El Arteterapia está presente en el ámbito de la salud mental desde hace décadas, si bien en España todavía estamos a medio camino en el desarrollo e implementación de la profesión en los diferentes campos de actuación, en otros países como Gran Bretaña encontramos por ejemplo la integración del Arteterapia dentro del sistema nacional de salud como una profesión más que ocupa su propio lugar.

El papel del arteterapia es relevante en la expresión de los conflictos intrapsiquicos, dadas sus particularidades de acceso al contenido doloroso inconsciente, de una forma segura. La obra resultante del proceso arteterapéutico se convierte en un espacio y objeto transicional (Winnicot) sobre el que depositar parte del contenido conflictivo y amenazante para la persona. Así la proyección del sufrimiento se exterioriza desde el plano simbólico. El Arteterapia, las Terapias Artísticas, como venimos observando en el ámbito clínico–psiquiátrico, puede llegar a ser un medio alternativo de comunicación para personas con dificultades o inhibiciones en la expresión verbal, que posibilita un aumento de la autoestima, ayuda al desarrollo de capacidades y estrategias de sociabilización.

Actualmente colaboro en un proyecto de Arteterapia y salud mental en un hospital psiquiátrico de la comunidad de Madrid. Este proyecto está coordinado por la arteterapeuta http://www.creativeagent.ch/, y forma parte del programa multidisciplinar que se desarrolla en este hospital y que acoge, además de los espacios terapéuticos tradicionales, otros fundamentados en las Terapias Artísticas como el Psicodrama, el Arteterapia y la Danza Movimiento terapia.

La expresión artística aporta elementos para el tratamiento de las enfermedades mentales y trastornos de personalidad y puede mejorar, al menos temporalmente y en una parte, el estado de salud de los pacientes. Las terapias artísticas ayudan en el análisis de los trastornos mentales y gracias a la estrecha colaboración del equipo multidisciplinar es posible avanzar y tomar mayor profundidad y perspectiva de los conflictos de los pacientes.

Ruth Miras impartiendo un taller de Arquetipos femeninos. Psicología Jungiana y Terapias Artísticas.

Arteterapia y Mujeres ¿Es el arte una herramienta natural de trabajo terapéutico con las mujeres? ¿Alguna experiencia de trabajo con mujeres a través de las terapias artísticas?

El Arte, el proceso de creación, es algo inherente al ser humano, más allá de la distinción de género. Es un canal donde lo sutil, lo profundo, los misterios que albergan tanto el hombre como la mujer encuentran un cauce de expresión; el arte es catalizador de emociones, sentimientos, conflictos internos y permite nuevas posibilidades de construirse a uno mismo, de reconocerse, de hacerse presente en la vida.

Vivimos todavía en una sociedad patriarcal, capitalista neoliberal incisiva y apabullante, que pretende regular y determinar el sentir y el actuar de sus miembros. Las mujeres ocupan un lugar específico en esta estructura y se desarrollan en base a las exigencias y expectativas de lo que es ser mujer; al igual que lo hacen los hombres.

El mundo de las emociones, de la afectividad y su expresión parece estar limitado al espectro de lo femenino; mientras que el hombre se ha visto obligado a la inhibición de la expresión emocional, a la mujer se le ha presupuesto una emocionalidad natural y la posibilidad de su expresión, aunque bajo la sombra de la sospecha que despiertan los juicios de valor.

Investigaciones respecto al género en arteterapia concluyen que las mujeres encuentran mayor facilidad a la hora de expresar sus emociones y sentimientos y gracias a ello se genera un vínculo que permite una mayor interacción y apertura a las propuestas artísticas grupales.

Actualmente desarrollo un proyecto dirigido a mujeres que se llama “Proyecto Gineceo”. Las usuarias son mujeres, de diversas edades, que padecen o han padecido Endometriosis. El programa se estructura desde las diferentes terapias artísticas y se desarrolla principalmente desde enfoque grupal, atendiendo algunos casos también de forma individual.

Un caso bonito que ilustre tu labor en Terapias Artísticas

Hay varios casos que destacaría, entre ellos, el de una mujer del grupo terapéutico “Proyecto Gineceo” que he mencionado antes.

Una mujer joven, que acude con un cuadro de endometriosis aguda y con varios episodios de depresión mayor; con un tratamiento farmacológico antidepresivo. Trabajamos en grupo durante 6 meses y en consulta privada durante 2 meses. Ha sido un proceso complejo por la confluencia de ambas patologías, que parecían, de alguna manera, sostenerse la una a la otra. A lo largo del proceso hubo varios momentos importantes de toma de conciencia, pero a penas había una mejoría palpable. Ésta llegó, en parte, de la mano del trabajo con la danzaterapia; Antes habíamos explorado otros lenguajes, diferentes caminos, que eran muy favorables para otras de las asistentes del grupo, pero no lo eran tanto para ella. El contacto con el cuerpo, la expresión de lo emocional a través de él y de sus posibilidades de movimiento aportaron una nuevas vías de contacto, de vínculo terapéutico, de expresión, de reconocimiento… Después de algunas sesiones trabajando desde esta perspectiva, la paciente reconoció cierta mejoría a nivel físico y psíquico. Fue posible una disminución del tratamiento farmacológico y pudo reincorporarse al trabajo. Entiendo que ésto no fue debido únicamente a la intervención desde las terapias artísticas, sino que probablemente confluyeron muchos factores, unos movilizando a otros y así se generó la posibilidad de restitución de una posición más saludable.

MORESCA. Mascarada andalusí by Lubna Shakti

Libros, películas, autores interesantes para ti (para poder seguir indagando en el mundo del arte y la terapia)

Soy una apasionada del cine, el teatro, la música, la danza, la literatura, especialmente de la poesía. Hay determinadas obras que han quedado perennes en mi.

En Cine ahora mismo me vienen algunas de ellas como Las horas de Stephen Daldry, El Ocaso de los dioses de Visconti, El Lado oscuro del corazón de Eliseo Subiela, Melancolía y bailando en la oscuridad de Lars Von Trier, La Pianista de Michael Haneke.

En literatura sin duda elijo la poesía como principal fuente de inspiración y reflexión personal, también como herramienta dentro del diseño de intervenciones terapéuticas, dado su carácter simbólico y metafórico. Algunos de los autores que me conmueven son: Rubén Darío, Pessoa, Borges, Juarroz, Farrokhzad, Storni, Sexton, Rumi, Baudelaire, Rimbaud…

Las obras de Nietzsche, Heiddeger, Foucault, Bachelard o Trías en relación a la Filosofía y las ideas Estéticas.

Desde la posición de terapeuta artística, me parecen interesantes las lecturas de autores como Vigotsky, Winnicott, Bowlby, Fiorinni, Rogers, Fromm, Frankl, entre muchos otros.