Entrevistamos a María Fernanda Delgado

Entramos en el Hospital Universitario Niño Jesús (Madrid), la segunda casa de Mª Fernanda Delgado, artista de formación, pintora y escultora de profesión, docente y creadora del taller `Artesano´ por el que han pasado más de 2.400 niños y adolescentes de este hospital durante más de 20 años para trabajar la psicomotricidad y el alma. En su buhardilla han entrado niños y han salido artistas: conocedores de técnicas como el óleo, la alfarería, esmaltes, etc. Recorremos su trayectoria y sus pasillos, salas de espera, antesalas de quirófano, teatro… llenos de color y magia para ayudar a las familias y sobre todo a los niños a digerir mejor su estancia.

¿Cómo comenzó el Arte en El Hospital Niño Jesús?

Érase una vez, un hospital infantil llamado Niño Jesús, que nació en el año 1.877. Este hospital estaba muy contento por estar siempre rodeado de niños como él, pero se puso muy orgulloso cuando le nombraron, sobre todo por su aspecto, del más puro estilo neo mudéjar del siglo XIX, en el año 1995, Monumento Histórico de Especial Interés Artístico (decreto CAM 8/1995, 1 febrero), y elogiado como auténtica joya del arte neo mudéjar por su fachada, entonces ya no había vuelta a tras tenía que cuidar su aspecto tan elogiado, pues el ambiente artístico ya envolvía al hospital. Pero de pronto se paró a pensar que de alguna manera tenía que contar con ayuda, él ya había puesto la fachada, pero su interior empezaba a necesitar no solo las necesidades asistenciales, también las psicosociales, mediante el desarrollo de actividades lúdico educativas y de una forma diferenciada, las artísticas. Mi interior necesita urgentemente una restauración, pero eso llevará mucho tiempo, mientras hay que pensar en algo rápido, mis amigos los niños no puede ver mi interior así, ¿y si mientras pintamos murales? ya sé…, llamaremos a una pintora que siempre está organizando exposiciones y es de la casa. “Hola Mª Fernanda, ¿Quieres pintar mi interior y ponerme un pijama de colores y dibujos infantiles para los niños del mi “hospi”? Yo me sentiría más arropado, empezaríamos por espacios comunes como salas de consultas y controles de hospitalización” “¡Vale! ¡Hecho!”

¿Qué técnicas artísticas han aprendido los niños y adolescentes que han pasado por tu taller?

Los talleres Arte-sano de Arteterapia del Hospital constan de ocho espacios, cada uno dedicado a técnicas diferentes, que una vez aprendidas les facilita la expresión artística. Allí los niños han aprendido a pintar con óleo, acrílico, policromía. Han aprendido la técnica del vaciado en arcilla y escayola por moldes, modelado, la cocción de esmaltes cerámicos y formulación. También han aprendido a trabajar los tornos y esmaltes al fuego en planchas de cobre y cloisonné, Piano, aroma-terapia y jardinería.

¿Qué resultados más llamativos has encontrado en tu experiencia artística en el hospital Niño Jesús de Madrid?

El hospital, como sabéis, es un hospital infanto juvenil, o sea que trata pacientes desde los cero años hasta los dieciocho, que entonces pasan a hospitales de adultos. Los niños por prescripción facultativa, pueden acudir a mis talleres de Arteterapia desde los tres años, y en muchas ocasiones han permanecido hasta los dieciocho.

Por mis talleres han pasado 2.450 pacientes procedentes tanto de hospitalización en planta, como de hospital de día y las diferentes consultas externas a través del servicio de Rehabilitación, con diferentes patologías: trastornos alimentarios (anorexias y bulimias), de comportamiento, síndrome de Down, autismo, hemiparexias, y con problemas motores, lo que pone de manifiesto la importancia de los talleres como ayuda a otras terapias.

La elevación de la autoestima es el principal objetivo en mis talleres y con el aprendizaje pueden mostrar su capacidad de creación, que en muchas ocasiones nadie apostaría por ello, al presentar sus resultados artísticos en su entorno social, familiar, escolar, amistad etc. De hecho más de uno de mis pacientes-alumnos ha optado por estudiar Bellas Artes.

Además, algo muy importante es que en ese tiempo, los niños se olvidan de que son pacientes para convertirse en artistas, asimismo se potencia la socialización, por lo que se obtienen unos resultados muy positivos en determinadas alteraciones de la conducta y personalidad.

_MG_7240

Sobre los murales de los pasillos, salas de espera, antesalas de quirófano, ascensores, etc. diseñados por ti ¿Cómo influye éste espacio en el trabajo de los profesionales sanitarios del hospital?

La primera terapia artística en el hospital fue la visual, a través de los murales, no solo se benefician los niños sino también todas las personas que están en el hospital, cuidadores familiares, profesionales, fue muy positivo, ya que vuelve un entorno hostil y de dolor en una sensación anímica des estresante, cálida, agradable y que consigue una sonrisa. Desde entonces la demanda ha sido constante.

¿Qué aprendizaje se han llevado los niños y qué aprendizaje te has llevado tú?

Pues que se llevan en el bolsillo a una amiga: la Terapia del Arte y que estará allí cuando la necesiten, incluida su musa, además de todas las técnicas que he enumerado antes, cuantos más conocimientos adquirimos más libertad de expresión tenemos, para encontrar el camino más fácilmente para el desarrollo de la capacidad creadora.

El saber que su cuerpo es también un instrumento artístico, y que los instrumentos artísticos son ayudas para su expresión, que un pincel es la prolongación de sus dedos, y que todos los pinceles no pintan de la misma manera unos perfilan etc. cada uno tiene una función y un objetivo, saber cuidarlos, como si se tratara de nuestro cuerpo, para obtener el resultado más deseado, porqué el que pinta eres tú.

Yo me quedo con que cada momento con ellos es mágico, que su esfuerzo titánico por seguir adelante nos hace mejores personas y profesionales, que no hay nada sin esfuerzo.

Por Marga Gutiérrez del Arroyo
Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.