Las ciudades de los niños: el fin de las ciudades perversas

Las ciudades perversas se olvidan de sus habitantes o se acuerdan solo de algunos. Repensar la ciudad y modificarla tomando al niño como parámetro. Solo así, la ciudad ofrecerá un hogar a todos los demás… Os acercamos a la iniciativa de Tonucci en Fano (Italia) y algunos ejemplos de intentos de cambio en la Ciudad de Madrid (España).

Pongamos que hablo de Madrid” de La Madrágora (YouTube)

Pongamos que hablo de Madrid. De cuatro millones de habitantes, donde cada día circulan casi dos millones de coches y donde, como dice La Mandrágora: “Los pájaros visitan al Psiquiatra”. No solo los niños necesitan zonas de recreación y juego, zonas limpias, zonas seguras, un espacio sin contaminación, un papel protagonista en la vía pública como peatón… esa es la ciudad que necesitamos todos: Una ciudad diversa, donde todas las personas que la componen, tengan un espacio para desarrollarse.

Adultos, hombres y trabajadores como única prioridad económica y administrativa de los ayuntamientos. La cultura del coche, de la prisa y del éxito. En mayo de 1991, Francesco Tonucci intentó poner fin a esta inercia, con el experimento «La ciudad de los niños« en Fano (Italia) y sentó un precedente que muchas ciudades han intentado continuar.

Tráfico en HoChiMinh (Vietnam) y Un atasco cualquiera en una ciudad cualquiera
Tráfico en HoChiMinh (Vietnam) y Un atasco cualquiera en una ciudad cualquiera

En la nueva ciudad, rica y consumista, el niño está solo. En el siglo

que ha descubierto al niño, su capacidad, su desarrollo precoz; que ha definido y promulgado sus derechos fundamentales a la vida, a la salud, a la instrucción, al juego, al respeto; que le dedica estudios, libros y convenciones, el niño se encuentra con un sufrimiento nuevo, regalo del bienestar y del egoísmo: la soledad(Francesco Tonucci, 1995)

https://www.youtube.com/watch?v=2agwNeRAI7c

Entrevista a Francesco Tonucci (ICBF Institucional)

Repensar la ciudad y modificarla realmente, tomando al niño como parámetro. Que los niños puedan salir solos de casa significa que hemos conseguido crear la ciudad perfecta.

Lugares de juego diseñados por el escultor Isamu Noguchi (1904-1988)
Lugares de juego diseñados por el escultor Isamu Noguchi (1904-1988)

 

Introducir al niño en el pensamiento de los adultos:

“No se trata de poner en práctica iniciativas, oportunidades y estructuras nuevas para los niños. Tampoco de defender los derechos de un estamento social débil, ni de modificar, actualizar o mejorar los servicios para la Infancia (que, naturalmente, son uno de los deberes de la Administración pública). De lo que se trata es de adquirir una visión nueva, una filosofía nueva de la evaluación, programación, proyecto y modificación de la ciudad.” (Francesco Tonucci, 1995)

Pocos son los ejemplos de ciudades que piden asesoramiento al niño. Rescatamos las reflexiones de Carlos Alarcón Allen, arquitecto en ALAS, more y entrevistado en La Terapia del Arte, con quien nos zambullimos en la inteligencia infantil como utilidad dentro del proceso creativo adulto:

No conozco un proyecto concreto de arquitectura o urbanismo que se nutra del input o experiencia de los niños (…). Sí que hay muchos estudios de arquitectura y paisajismo que utilizan modelos más participativos en el diseño y construcción de espacios públicos y educativos, incluyendo también a los niños: Baupiloten, Ecosistema Urbano o Basurama en sus intervenciones urbanas. Un ejemplo clásico que dice mucho de una ciudad en este aspecto son los parques y las zonas de juego, es decir, la traducción más literal de espacios hechos para niños. Madrid (España), por ejemplo, es una catástrofe porque, salvo algunas felices excepciones como Madrid Río o Ecópolis en Rivas, los parques se basan en modelos repetidos y productos estándar, hechos sin ningún entendimiento de cómo es un niño y qué necesita para jugar. Los ejemplos que conocemos y valoramos en Berlín, Copenhague o Chicago muestran diseños específicos más osados y con una intencionalidad de entender cómo juega un niño y generar ambientes más cargados de misterio o más abiertos a la interpretación con elementos más interactivos como laberintos, zonas de escalada o fuentes con las que te mojas etc. El elemento de riesgo (de mojarse, de caerse, de perderse) se niega muchas veces en favor de la seguridad y con eso se pierde una de las esencias del juego y el aprendizaje.” (Carlos Alarcón, Arquitecto). http://www.esv-haiti.org/different-meaning-of-hook-up/

La Multa de los niños de Fano (Italia)
La Multa de los niños de Fano (Italia)

Cambiar la ciudad:

En las últimas décadas, debido a la elección del ciudadano adulto y trabajador como parámetro de desarrollo y de cambio, la ciudad ha perdido una de sus características originarias, la de ser un lugar de encuentro e intercambio entre las personas. Ha renunciado a los espacios públicos que como punto de encuentro y de intercambio eran imprescindibles.

Zona de recreo en Madrid Río (Madrid, España)
Zona de recreo en Madrid Río (Madrid, España)

Los patios, las aceras, las calles y las plazas han adquirido cada vez más, funciones asociadas al automóvil y al comercio, quitándoselas a los ciudadanos. La ciudad ha renunciado a ser un espacio compartido y sistémico, en el cual cada parte necesita de las otras, para destinar espacios definidos a funciones y clases sociales diversas, construyendo guetos y zonas privilegiadas, vaciando los centros históricos dando vida a las modernas periferias. Las ciudades se han modificado y se han transformado en un ambiente malsano para la salud, debido a la contaminación atmosférica y acústica, a que están sucias y son peligrosas.

Cartel del concurso abierto del Ayuntamiento de Madrid para el diseño de bancos (2016)
Cartel del concurso abierto del Ayuntamiento de Madrid para el diseño de bancos (2016)

Cambiar el transporte:

la nueva familia y los viagras. Es un proyecto cofinanciado por el programa Energía Inteligente Europea otorgado por la Agencia Ejecutiva para Pequeños y Medianas Empresas (EASME). El proyecto europeo STARS reunió a 9 socios implementadotes con un objetivo conjunto: incrementar el número de alumnos que van en bici a y desde el colegio que antes viajaban en coche.

Algunas ciudades, como Madrid, Londres, Edimburgo, Budapest, Cracovia han seguido la estela ciclista infantil de Stars.

Proyecto Stars (Madrid)
Proyecto Stars (Madrid)

Los objetivos que se propone este ambicioso plan:

  • Aumentar el desplazamiento activo.
  • Concienciar acerca de la seguridad vial.
  • Incrementar la seguridad comunitaria.
  • Mostrar el impacto ambiental del uso del coche.
  • Reducir el número de estudiantes que viajan al colegio en coche.
  • Incrementar el número de estudiantes que lo hacen a pie y en bicicleta.
  • Proporcionar información a estudiantes y padres acerca de los distintos. modos de transporte para viajar al colegio.
  • Mejorar la seguridad y la accesibilidad de rutas a y desde los centros.
  • Mejorar la salud y bienestar de los niños a través del ejercicio.
  • Incrementar la autonomía de los niños en relación al transporte.

Los niños opinan:

Los niños, como todos los demás tienen opinión. Y al escucharles uno puede encontrar verdaderas buenas ideas. Una magnífica herramienta para esto, es Design for Change una dinámica de grupo que fomenta la participación activa de los niños en el mundo que les rodea, mediante la detección de necesidades en su entorno y puesta en marcha de un plan de cambio en grupo.

Proyecto Design for Change. Colegio MDA (Barcelona)

Niños creadores de cultura:

La cultura tiende a aglutinarse en las manos de unos pocos, y suele dirigirse a otros pocos ¿Qué cabida tiene la Infancia en los principales teatros y salas de la ciudad? Una ciudad integradora, es una ciudad que permite que todos sus habitantes produzcan cultura y accedan a cultura. Un muy buen ejemplo de esto lo protagoniza el Programa Musicosocial DaLaNota, que comienza a convertirse en un referente cultural en el barrio de Embajadores, más conocido como Barrio de Lavapiés, lugar de encuentro de personas muy dispares en su edad, lugar de origen y estilos de vida.

Niños creadores de cultura, niños participativos en el barrio y conscientes del mundo que les rodea, niños con acceso a las salas de referencia, niños como nuevos públicos.

Programa Musicosocial DaLaNota

Cambiar los comercios:

Mobiliario del tamaño del niño, objetos para su entretenimiento en un lugar de entretenimiento 100% adulto: Los bares. En Madrid hay 14.658 bares, de los cuales solo dos o tres consideran el tamaño y el ocio de los más pequeños simultáneamente al de los adultos. Un lugar integrador donde todos pueden desconectar y reconectar con un buen café o un buen chocolate. Espacios comerciales hechos para que todos se sientan a gusto.

Cafetería Cups&Kids (Calle Alameda 16, Madrid)
Cafetería Cups&Kids (Calle Alameda 16, Madrid)

¿Te ha interesado? Esto también te puede interesar