Estimulación Auditiva Neurosensorial

Podemos “resetear” el oído para que pueda procesar las frecuencias del inglés, facilitando su comprensión y expresión oral

Aprender más fácil y rápidamente inglés con el https://friendfinder1.com/ es posible

Investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia y la empresa Isora Solutions, con la colaboración de la facultad de Administración de Empresas y el Centro de Lenguas, están realizando un proyecto de investigación sobre cómo la estimulación auditiva neurosensorial del Método Tomatis ayuda a mejorar las competencias en el dominio de idiomas, concretamente, del inglés. Este estudio es el de mayor envergadura realizado hasta ahora en España y cuenta con la participación de 180 voluntarios. Con los resultados se pretende demostrar que un método de fácil implementación ayuda a integrar más fácil y rápidamente un idioma.

Los estudios realizados hasta el momento en otros países sobre la incidencia de la estimulación auditiva neurosensorial en la integración de idiomas han demostrado que el Método Tomatis permite reducir el tiempo necesario para aprender un idioma a la mitad ; se puede integrar en cualquier programa educativo; la capacidad de percepción auditiva sigue mejorando incluso después de finalizar el periodo de formación, y consigue una mejora a largo plazo en la comprensión y la expresión oral.

La principal novedad de este proyecto de investigación radica en el número de participantes y su heterogeneidad, ya que las edades de los voluntarios oscilan entre los 19 y los 59 años y encontramos profesores, investigadores, alumnos, personal de administración y servicios, con unos niveles de inglés muy diversos. Para el desarrollo del estudio, primero se han realizado cuestionarios y pruebas de salud auditiva para determinar el correcto funcionamiento del oído, los parámetros de normalidad auditiva y otros aspectos relacionados con la capacidad de discriminación auditiva, la lateralidad y la orientación espacial.

Las primeras pruebas de control realizadas indican ya una mejora destacable de todos los participantes en la discriminación de sonidos que son muy próximos entre sí, hecho que motiva mucho a los investigadores teniendo en cuenta el nivel de dificultad que tienen los españoles en comprender y expresarse en inglés.

Los resultados finales están previstos publicarse en septiembre del 2016.

Dificultades para integrar un segundo idioma

El Dr. Alfred Tomatis decía que “todos nacemos políglotas”, pero según nuestra lengua materna, tendremos más o menos facilidad para integrar un segundo idioma.

¿Por qué los rusos tienen más facilidad que los castellanohablantes para aprender idiomas? Porque los rusos son capaces de recibir y procesar un rango de frecuencias extenso, desde 125 hasta 12.000 hercios, mientras que los castellanohablantes solo escuchamos frecuencias entre 125 y 3.000 hercios (los agudos son mal percibidos; nuestro cerebro no los reconoce). Los ingleses, por su parte, tienen integradas frecuencias de la franja más aguda, a partir de 2.000 hasta más de 12.000 hercios. Por este motivo, los castellanohablantes tienen más dificultad para integrar el inglés que los rusos.