Radiografía de la enseñanza de la Música en España

Movimiento Stilyagi en la Unión Soviética (1950). Vinilos hechos con radiografías (Fuente: Lavozdelmuro.net)

Todos los niños deberían tener derecho a aprender a tocar un instrumento y a cantar en la escuela”, lo dice la Music Education Council (MEC) de Reino Unido. Pero ¿Qué panorama presenta España en la actualidad? ¿La enseñanza de la música en España está enferma? Hacemos una pequeña revisión su situación y mostramos algunos brotes de esperanza en la Comunidad de Madrid.

Las dificultades sociales no son exclusivamente la falta de recursos económicos, también lo son la falta de recursos de conocimiento, la falta de fuerzas físicas y psíquicas, y todas las carencias que dificultan la realización del propio proyecto vital. La Terapia del Arte cree firmemente en esto: No hay distinciones: el arte es una herramienta de empoderamiento personal.

Queremos nuestro granito de arena y desvelar una de las mayores carencias educativas de la actualidad: La enseñanza de la música. De la mano de expertos, analizamos el estado de la cuestión de la enseñanza de la música en nuestro país y ayudamos a la divulgación de algunos brotes de esperanza.

Para poder partir de una base común, dejemos claro qué beneficios aporta la música a un niño en pleno aprendizaje activo:

  • La música estimula las capacidades intelectuales.
  • Favorece la socialización de los niños, al integrarse musicalmente con otros.
  • Favorece la autoestima.
  • Mejora la disposición a aprender: aumenta la permeabilidad al conocimiento.
  • Desarrolla la capacidad para trabajar en equipo.
  • Favorece el respeto y la tolerancia hacia los demás en un contexto de bello, creativo y estimulante.
  • Desarrolla el pensamiento abstracto.
  • Posibilita el acceso al conocimiento de la diversidad cultural de nuestra sociedad y del mundo.

mus2

El consumo del Arte en España

Lahttps://gurgaonshoppingmalls.com/ deja claro el placer por el arte de la población española en la actualidad: En esta encuesta conocemos las actividades culturales más frecuentes que, en términos anuales, son escuchar música (87.2%), leer (62.2%) e ir al cine (54%).Con respecto a las prácticas culturales activas: Un 7,8% toca algún instrumento y el 2,4% canta en un coro y por las relacionadas con las artes escénicas, el 2,2% hace teatro y el 4,9% ballet o danza. Cada año, el 43,5% de la población acude a espectáculos culturales en directo. Una de cada cuatro personas asistieron en el último año a conciertos de música actual (el 24,5% de la población investigada). El 65,4% de la población suele escuchar música diariamente, el 82,8% al menos una vez a la semana y el 87,2% al menos una vez al año.

¿A quién va dirigida la enseñanza musical? ¿Quién la imparte? ¿Qué formación tiene? ¿Qué objetivos persigue la enseñanza de la música hoy en día en España?

Análisis de la situación actual de la Enseñanza de la Música en España (Villanueva Liñan, R., 2014)
Análisis de la situación actual de la Enseñanza de la Música en España (Villanueva Liñan, R., 2014)

Intentamos encontrar los puntos clave y responsables del pobre acceso de los niños españoles a una educación musical de calidad:

Una legislación cambiante

  • En 1990 apareció la LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo), que supuso un gran paso adelante para la enseñanza de la música en los colegios. Por primera vez en nuestra historia, la Música se convertía en una asignatura obligatoria. En la formación universitaria, apareció la figura del Maestro en Educación Musical ¿Fue suficiente? Posiblemente no, pero en cualquier caso, fue un avance de enorme importancia.
  • Con la LOE (Ley Orgánica de Educación) de 2006, hubo una reducción de la carga lectiva para la asignatura de la música en primaria, compartiendo una hora semanal con la educación plástica. En la Educación Secundaria Obligatoria, también se redujo la carga lectiva de la asignatura de música, dejando de estar presente en sus cuatro cursos.
  • Con la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, 2013), la asignatura de música ha dejado de ser troncal en Primaria (bajo el formato de Educación Artística) y en Secundaria. Las asignaturas específicas y de libre designación, según esta ley, queda en manos de las comunidades autónomas ofrecerlas o no, y en caso de hacerlo, cuántas horas a la semana se impartirán.

Como resultado de este vaivén, y según la UNESCO, en España las artes van en dirección contraria a las de los países mejor situados en el dating sites for lawyers uk.

Lejos quedan las innovadoras propuestas pedagógicas musicales que Giner de los Ríos aplicó en la Institución Libre de Enseñanza el siglo pasado, presentes desde la educación Primaria y prioritarias en la educación secundaria y politécnica. Giner de los Ríos implantó un modelo de educación musical integral que iba desde la interpretación musical a través del canto, el estudio de la teoría e historia de la Música, composición musical y acústica.

Ilustración de Les Musiciens (Sempé)
Ilustración de Les Musiciens (Sempé)

La Música en las aulas: El Monopolio Orff

Como consecuencia directa de la poca valoración legislativa de la enseñanza de la música, la presencia de la música en la escuela se ve forzosamente desvalorizada a favor de las matemáticas, lengua e inglés.

Los niños que no aprenden música y la disfrutan, no solo son privados de los beneficios que la música les reporta, sino que serán los futuros responsables de decidir su presencia o ausencia en el currículo escolar.

De los 1781 centros escolares de enseñanza primaria y secundaria existentes en la Comunidad de Madrid, solo nueve de ellos enseñan en sus programas de música instrumentos diferentes a los instrumentos de percusión Orff.

Instrumentos de percusión Orff
Instrumentos de percusión Orff

Los siguientes colegios son ejemplos de enseñanza musical variada (instrumentos musicales convencionales, no solo los instrumentos de percusión Orff) dentro del horario escolar. Esto es muy importante, dado que para poder cubrir el derecho a una educación musical de calidad, es la escuela quien debe proporcionar tiempo y calidad a esta enseñanza:

La enseñanza instrumental en el aula no tiene que ver con la privacidad de un centro. En los colegios mostrados, hay colegios públicos involucrados en la enseñanza musical de calidad.

La formación de los futuros maestros de música

Si hay una baja formación musical en la etapa escolar, el estudiante de Magisterio llegará a la universidad sin apenas conocimientos de música, con excepción de aquellos que hayan adquirido su formación a través de las escuelas de música, el conservatorio o la enseñanza privada. Según la tesis doctoral Rafael Villanueva Liñan (músico y profesor de la Universidad de la Universidad de Alcalá de Henares) titulada: “La enseñanza musical instrumental en la enseñanza obligatoria: análisis de la situación actual y la clase de cuerda como alternativa al currículo” (2014), el 15.87% de los alumnos de grado en Magisterio, reconocen no haber recibido ningún tipo de enseñanza instrumental previa. De los 106 alumnos que contestan haberla tenido, 87 se refieren a instrumentos de aula como la flauta de pico o la percusión Orff.

Nadie consideraría que una persona que no conoce las operaciones básicas de sumar, restar, multiplicar, etc. sabe matemáticas, y mucho menos que está capacitada para dar clases de matemáticas en un colegio. Tampoco pensaríamos que nuestros alumnos salen del colegio sabiendo lengua si fueran incapaces de construir, leer, escribir y entender palabras y frases. Sin embargo esto ocurre con frecuencia en la enseñanza musical dentro de la enseñanza obligatoria. Parece ser que hubiera dos músicas: una “de verdad” que se enseña en los conservatorios y escuelas de música a una élite de alumnos especialmente dotados y que quieren ser profesionales, y otra “light” para el resto de los humanos (…). El principal objetivo de la enseñanza musical debe ser que los alumnos aprendan música, independientemente de que hablemos de la enseñanza obligatoria o de las enseñanzas especiales profesionalizadoras que se imparten en los conservatorios. Es condición necesaria, aunque no suficiente, que los maestros o profesores encargados de esta enseñanza sepan música” (Villanueva Liñan, R. 2014).

Parece una obviedad, pero no lo es. La realidad que dejó la LOE (Ley Orgánica de Educación, 2006) que perpetúa la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, 2013), es la desaparición del Maestro Especialista en Educación Musical, para dar paso a estudios de grado más generalistas: El Grado en Educación Primaria y el Grado en Educación Infantil, quedan la especialidad de Música relegada a una mención, es decir, que el maestro es el responsable de todas las materias, incluída la música. Son sus graduados los principales responsables de la educación musical de los niños en los colegios.

El hecho de que esta educación musical escolar no vaya dirigida a formar intérpretes virtuosos no tiene por qué privarla de contenidos musicales serios y profundos” (Villanueva Liñán, R., 2014).

Algunas propuestas de mejora de esta situación

  • Pruebas de acceso a la universidad para mostrar la preparación musical de los futuros maestros de música, antes de cursar la especialidad de Magisterio Musical.
  • Incremento de los créditos de formación musical en la Universidad.
  • Formación permanente del profesorado en ejercicio
  • Conceder un tratamiento más experimental de la música para disminuir el ratio de alumnos por clase y poder recibir una atención más pormenorizada.
Ilustración de Les Musiciens (de Sempé)
Ilustración de Les Musiciens (de Sempé)

Enseñanza pública fuera de la Enseñanza Secundaria Obligatoria

Las Escuelas de Música Públicas

Nos centraremos en las escuelas de música de Madrid capital, privatizadas en los últimos cuatro años, cuya gestión es llevada a día de hoy las escuelas privadas Escuela de Música Creativa y Soto Mesa. En estos últimos años, las tasas de matriculación se han triplicado (El País, 2012), lo cual les arrebata la posición del recuso más barato y accesible para los ciudadanos. En el momento que el Ayuntamiento de Madrid eliminó la subvención que suponía el 70% del coste, la anterior alcaldesa, Ana Botella aclaró que “Las escuelas de música no son un servicio esencial”. En la actualidad hay 13 centros de estas características en la ciudad de Madrid, con listas de espera numerosas, por lo que muchos niños se quedan sin plaza y con prioridad de admisión de edades alrededor de los 8 años, por lo que alumnos adolescentes interesados ven sus oportunidades de admisión muy mermadas.

Es interesante resaltar que en las escuelas de Música Públicas el niño no comienza a tocar un instrumento hasta el segundo curso.

Escuelas de música privadas o semiprivadas

Las escuelas de música privadas tienen dos vertientes: Aquellas de alta calidad y alto coste económico, que cuentan con el total apoyo de los padres en el proceso de estudio en casa, por lo que solo es posible acceder a este tipo de enseñanzas a familias con recursos económicos suficientes y conocimientos musicales. “Es el lugar al que a día de hoy muchos músicos llevan a sus hijos” (comenta A.A., violista profesional de 31 años).

Por otro lado hay otro tipo de escuelas privadas donde hay una rotación continua del profesorado a causa de las bajas condiciones laborales, donde los alumnos no suelen alcanzar niveles medios ni altos de aprendizaje musical.

La enseñanza profesional: Los conservatorios

En España hay 23 conservatorios superiores de Música (CSM) que imparten estudios superiores (equivalentes a universitarios) de música. Su principal función es preparar a los futuros profesionales de la música.

El comienzo de esta carrera de fondo se sitúa en el Conservatorio de Grado Elemental para continuar en el Conservatorio de Grado Medio. Para acceder a ambos es necesario superar una prueba de acceso a través de pruebas selectivas (no siempre justas ni acertadas), en detrimento de los niños sin exposición previa a la música. En el caso de los Conservatorios de Grado Elemental es difícil que un niño obtenga plaza con más de 8 años, pero con seguridad muchos niños acuden sin intención de dedicarse a la música. Se trata de una enseñanza individualizada y seria, que se convierte en grupal transcurridos algunos años, por lo que muchos niños acaban perdiendo el interés: sólo un cinco por mil de los alumnos matriculados en conservatorios alcanzan una titulación superior (Gustems, 1999).

La suerte parece ser el factor más importante de un alumno de conservatorio, ya que su continuidad en esta formación está relacionada con la motivación y pedagogía del profesor. Esto no quita que existen profesores y conservatorios con grandes profesionales y muy innovadores y que intentan combatir estas carencias, muchas veces con horas extras de su profesorado, creando grupos, cameratas, etc.

Algunos brotes de esperanza

Los Centros Integrados de Música 

Instituciones educativas en las que se imparte la enseñanza general junto con la enseñanza musical reglada de los conservatorios. Alternativa para aquellos alumnos que deseen compaginar sus estudios de enseñanza general y de música, de manera efectiva y prevenir su fracaso escolar. Es más, los alumnos de los Centros Integrados de Música tienen un rendimiento muy alto en ambos aprendizajes. En España hay siete centros de estas características:

Centros Integrados en España (Fuente: Villanueva Liñan, R. 2014).
Centros Integrados en España (Fuente: Villanueva Liñan, R. 2014).

Yamaha ClassBand

“Yamaha ClassBand es una metodología de enseñanza musical que lleva funcionando en muchos países del mundo desde hace casi 20 años. Aterrizó en España aproximadamente en 2010 y desde entonces ya son varios los colegios e institutos que disfrutan de su metodología y sus ventajas. Pensado para niños entre 9 y 12 años aproximadamente, su implementación ideal es dentro de un centro educativo de educación primaria o secundaria y en horario escolar, como asignatura de música.

Con este sistema, los alumnos aprenden música en grupo, en el contexto de una banda musical de viento metal y viento madera.

Yamaha ClassBand es un sistema de enseñanza musical revolucionario con resultados espectaculares. Los alumnos son capaces de impartir un concierto para padres en tan sólo 3-4 meses. En dos años, la banda podrá interpretar un repertorio bastante extenso, y tendrán las herramientas necesarias para afrontar mayores retos y proyectos musicales.

Pero Yamaha ClassBand es mucho más que un sistema de enseñanza musical. Es todo un compendio de valores positivos transmitidos con la música como vehículo principal.

Los beneficios directos pedagógicos de aprender música en la niñez o adolescencia (agilidad mental, psicomotriz, estimulación de la creatividad, sensibilidad, imaginación) están sobradamente demostrados, pero además, en el caso de Yamaha ClassBand, se suman al hecho de que se practica en grupo. Esta característica potencia en los alumnos valores esenciales como la autoestima, el respeto, el compañerismo, el trabajo en equipo, la confianza o el compromiso” (Fuente: Yamaha).

Yamaha ClassBand

Programa Musicosocial DaLaNota

DaLaNota es un programa educativo gratuito e inclusivo que pretende afrontar algunos de los problemas sociales de nuestro país a través de la práctica musical grupal en todas sus vertientes, valorando el conocimiento y potencial de cada niño, niña y joven involucrado, destacando la cultura propia de cada región e impulsando una educación colaborativa que comprometa a todos sus beneficiarios e integrantes creando un sentimiento de cooperación e igualdad.

Los participantes de DaLaNota se reunen cuatro tardes por semana en un colegio público del centro de Madrid, como clase extraescolar, para formar una orquesta de cuerdas y viento metal, recibir clases de percusión, danza y coro, sin importar la condición socioeconómica, y como oportunidad de aprendizaje de calidad y de integración.

Carnavalito de Allacito, Espectáculo de Navidad 2015, Teatro del Barrio, DaLaNota

Para saber más