Editorial

Nace esta revista “La terapia del arte” por fidelidad al futuro, asunto muy querido del filósofo Julián Marías. Por fidelidad a los proyectos que la Fundación Belén inició hace ya bastantes años y que aún no hemos completado. El primer proyecto “La terapia del arte” se realizó en la Fundación Lázaro Galdiano en octubre de 1999. Fue un ciclo de tres conferencias, dedicado a estudiar la terapia en la expresión artística por la Dra Elena Ruíz, en la expresión corporal por la Dra Marta Schinca y en la expresión musical por la Dra Alicia Lorenzo. Tenía por objetivo ofrecer a todos los profesores y padres las oportunidades que el arte –en sus diversas expresiones- ofrece como vehículo terapéutico, para mejorar la comunicación, como potenciador de la personalidad y como motor de la autoestima para todos los niños y adolescentes; pero muy en especial para aquellos que sufren algún tipo de carencia física o psíquica.

Han pasado quince años y hemos seguido trabajando en “La terapia del arte” como fórmula de integración social en un proyecto europeo Grundtvig que se titulaba precisamente “Nuevas herramientas de integración”. Pero el arte no es una herramienta, es un resultado conmovedor que beneficia la salud física y espiritual de quien crea el arte y posiblemente de quien disfruta de él.

Sin embargo la tozuda realidad de los resultados de quienes trabajan a diario con niños con problemas y emplean a su servicio la música, la pintura, la danza para tratar de vencer dificultades en su comunicación, o en su confianza, en su atención o en su hiperactividad, son estremecedores. Espectaculares. Conmovedores. Dignos de saber. Esta es una realidad que necesita conocimiento público, es una riqueza disponible que debemos promover, esta es la necesidad que quiere saciar esta revista.

Hablaremos de creatividad y salud, hablaremos de “La terapia del arte”.

¿Cómo beneficia a la salud la creatividad? ¿Quién es el sujeto creador? ¿Cómo se realiza esa terapia creativa? ¿Qué condiciones requiere? ¿Cuáles son los márgenes terapéuticos? Trataremos de ir contestando a estas preguntas, mostrando a sus protagonistas y proponiendo en cada número novedades.

Es hora de iniciar la revista.

La marca “La terapia del arte” está registrada a nombre de “Fundación Belén con el número 2.275.259 para publicaciones y para cursos de formación y talleres con el número 2.272.773 renovándose hasta el año 2019.